¿Cómo aprender a meditar en casa? Conoce estos 10 consejos para meditar correctamente

Muchos se preguntan cómo aprender a meditar en casa. ¿Se puede? ¿Cuán difícil puede ser…? Si quieres saberlo, te daré 10 consejos para meditar correctamente, ya sea solo en casa o en compañía de un grupo pero sin la preciada ayuda de un maestro.

Aprende a meditar en casa con estos consejos

Cómo aprender a meditar en casa: 10 consejos

Los siguientes consejos para meditar correctamente te serán muy útiles tanto si eres un principiante como si llevas algún tiempo practicando.


Aprender a meditar en 5 minutos

Si te preguntas cómo aprender a meditar en casa pero no conoces ninguna técnica de meditación, te recomiendo leer este artículo.


1. Haz ejercicios físicos

Hacer ejercicios físicos antes de meditar favorece el flujo de oxígeno y sangre al cerebro. Así comenzarás más relajado y tendrás una mejor atención y concentración.

Pero no te sientes de inmediato: tómate unos minutos para que tu cuerpo se recupere. Sentarse a meditar sudando, con la respiración y el pulso agitados no es la mejor forma de empezar.

2. No empieces de inmediato


Prepararse para la meditación

Una de las mejores formas de preparar la mente para la práctica de la meditación, es encomendarse a las Tres Joyas: el Dhamma, el Buddha y la Shanga.


Al sentarte, busca una postura cómoda en que la espalda esté recta, una vértebra naturalmente sobre otra, pero sin tensión. ¡Respira profundo y relájate! Tómate unos segundos para dejar de lado tus preocupaciones y tomar consciencia del lugar en que estás, tus pensamientos, sentimientos y emociones. Esta es la mejor forma de empezar la meditación.

3. Medita sentado, no acostado

Para meditar en casa, algunos prefieren acostarse porque así consiguen una mayor relajación. Pero lo cierto es que la posición horizontal solo favorece el letargo y el sueño. Si meditas acostado, tu grado de atención no será igual.

Además, la relajación verdadera es un equilibrio entre tensión y laxitud. Es decir que se contraigan solo los músculos necesarios, en este caso los de la espalda o las manos si haces un mudra. Recuerda que la meditación consiste en lograr el camino medio: ni un extremo ni el otro.


¡Usa un cojín adecuado!

Algunas personas utilizan cojines domésticos de muy baja altura. Esto dificulta mantener la espalda derecha y termina provocando dolores. Por eso, lo mejor es usar un cojín apropiado para la meditación.


4. No te compliques

Si por tu técnica de meditación, motivos de salud o cualquier otra razón empleas una postura compleja, pero aún te cuesta trabajo, te recomiendo practicarla por separado. Que la meditación sea cómoda, no una lucha por mantener la postura.

Te puede ser útil complementar la meditación con ejercicios de yoga, siempre y cuando estos no incluyan una técnica de meditación a la que estás usando. Por ejemplo, si prácticas MIST, y empiezas a hacer yoga mental o técnicas avanzadas de pranayama que incluyan concentración en un punto, tu mente podría confundirse afectando tu progreso.

5. No te esfuerces demasiado

Recuerda que estás practicando, solo eso. No te propongas metas del tipo ”cuando me levante del cojín, voy a estar muy relajado» o «¡hoy sí llego a primer jhana!». ¿Cómo aprender a meditar en casa si estás tenso y preocupado? En efecto, tu meditación será tan buena en la medida en que dejes de preocuparte de los resultados y sigas las instrucciones sin más. ¡Solo siéntate y disfruta!


¿Por qué usamos incienso para meditar?

Más allá de significados y simbolismos, el aroma agradable del incienso favorece la relajación, un elemento clave para alcanzar profundos estados de meditación.


6. ¡Ni alcohol ni drogas!

Uno de los consejos de los grandes maestros para meditar correctamente, es abstenerse de ingerir intoxicantes como alcohol y drogas. Esto lo sabes, ¿verdad? ¿Cómo aprender a meditar en casa, y ver la realidad como es, si tienes la mente nublada?

No digo que no puedas beber cuando sales con tus amigos. Pero siempre hazlo a consciencia de que la meditación de la mañana siguiente no será tan buena, o resultará terrible o imposible si amaneces con resaca.

En general, te recomiendo que bebes con medida, aunque lo mejor para obtener mejores progresos es no beber en absoluto.

¿Y qué hay de las drogas? Salvo que se trate de una medicación prescrita por el médico, por ejemplo un tratamiento de psiquiatría, te aconsejo abstenerte por completo.

La única excepción son las drogas «suaves» como café y cigarro. Pero ten claro que, si te has propuesto liberarte de toda atadura, no tiene mucho sentido esclavizarse a una adicción, ¿o sí?

7. No postergues

«Lo que un maestro hace por sus discípulos -buscando su bienestar, por compasión hacia ellos- yo lo he hecho por ti.  Allí, hay raíces de árboles; allá, viviendas vacías.  MEDITA, Ānanda, NO POSPONGAS, si no lo lamentarás después. Ésta es nuestra instrucción.”

El Buda MN 152-[18]

Lo más importante aquí es practicar a diario. Así que no pospongas un segundo más ¡y pasa a la acción!

¿Cómo aprender a meditar en casa si, además de los obstáculos propios de esta hogareña modalidad, solo practicas cuando te viene en gana? ¿Bajarías de peso o te fortalecerías tu cuerpo si hicieras lo mismo con el gimnasio? ¡Piénsalo!

8. Practica la meditación caminando

Meditar no es solo sentarse. Si quieres ver un cambio real en tu vida, debes llevar la práctica a todas las actividades de tu vida. Un buena forma de hacer es practicar la meditación caminando.

Esta es una modalidad muy poderosa, ya que hace de puente entre la meditación sentada y la meditación de la «vida cotidiana», lo que te ayudará a progresar más rápido.

Te recomiendo buscar un lugar que te dé al menos 30 pasos de espacio para meditar caminando, ya sea entre sentadas o al terminar la meditación.

Y, si tienes la oportunidad de meditar al aire libre y espacio para continuarla caminando, ¡aprovéchalo!


Yoga y meditación

Una alternativa a la meditación caminando, es practicar yoga entre sentadas. Esto ayuda a una mejor circulación de la sangre y oxigenación del cerebro, además de facilitar la postura de meditación.


9. ¡Paciencia!

Uno de los mejores consejos para meditar correctamente es tener mucha paciencia.

¿Conoces a alguien que haya aprendido a tocar piano en una semana? ¿Quien obtiene un cuerpo fitness en un mes de gimnasio?

¡Con la meditación igual! ¿Cómo aprender a meditar en casa si no tienes paciencia? Estás entrenando. Es normal que los resultados vengan poco a poco, y que al principio seas torpe y lo hagas todo mal.

Sé paciente y confía en la práctica. Porque si lo que buscas es soluciones rápidas, entonces la meditación no es para ti.

10. Confía en ti

El maestro Taisen Deshimaru, en Preguntas a un maestro Zen, afirma que el peor caballo es el mejor. Por eso, no te preocupes de si lo estás haciendo mal. No te compares con otros. No te juzgues. ¡No te avergüences por no ser un Buda!

Para algo practicas, ¿no? Confía en ti y en el poder de la práctica constante. Trátate con amor y compasión. Y no te digas cosas feas ni seas duro contigo. En Budismo, todo se trata de amor y compasión.

¡Ignora estos consejos!

Hasta aquí, los 10 mejores consejos sobre cómo aprender meditar en casa. Pero no los sigas ciegamente, ya que son meramente orientativos. Solo sé sabio y conócete a ti mismo. Con la práctica, sabrás qué es mejor hacer y qué no.

Si te parecieron útiles, sé generoso y comparte estos consejos para meditar correctamente con tus amigos de las redes sociales. Y no olvides dejarme un comentario si tienes cualquier duda u opinión, o si deseas contarme tus experiencias.

Un comentario en “¿Cómo aprender a meditar en casa? Conoce estos 10 consejos para meditar correctamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *